¿Qué es el rejuvenecimiento facial estético?

El concepto de rejuvenecimiento facial estético ha cambiado mucho en los últimos años. Actualmente no se trata de obtener un rostro sin arrugas, sino de atenuar las señales del paso del tiempo a través de diferentes tratamientos faciales médicos o quirúrgicos. La expresión facial es propia de cada persona y nos hace únicos, por lo que no debe perderse. El mejor resultado se obtiene adaptando cada tratamiento o combinación de ellos, a las necesidades de cada paciente.

Sin cirugía

  • PEELING: el significado de peeling es descamación o exfoliación. Consiste en la eliminación de las capas superficiales de la piel para conseguir una mejora en su aspecto y estado. En función del número de capas cutáneas que elimine puede ser: SUPERFICIAL, MEDIO o PROFUNDO. Hay diferentes maneras de realizar un peeling, dependiendo de las características de cada piel y del resultado deseado. La Doctora te asesorará sobre cuál es la mejor técnica a emplear en tu caso.
  • TOXINA BOTULÍNICA: la toxina botulínica es una sustancia química presente en la naturaleza donde actúa como un paralizante muscular. La toxina utilizada en Medicina, y en concreto en Cirugía Estética se emplea de manera controlada para producir una parálisis parcial de determinados músculos faciales y eliminar o atenuar las arrugas faciales, especialmente las de la frente y el entrecejo, que confieren a la cara un aspecto de enfado o cansancio permanente. Los resultados duran varios meses, dependiendo de la persona, y en condiciones normales proporciona un aspecto fresco a la expresión facial, pero no la elimina.
  • ÁCIDO HIALURÓNICO: el ácido hialurónico es un material de relleno temporal ampliamente utilizado en Cirugía Estética y Reparadora, aunque cada vez más preferimos el relleno con grasa, por ser propia y permanente (ver Lipoestructura). Al ser hipoalergénico y reabsorbible es el material más seguro para el relleno temporal de determinadas áreas de la cara y el cuerpo. En la cara puede emplearse para atenuar: arrugas frontales, de entrecejo, perioculares, código de barras, surco de marioneta… En el cuerpo, la aplicación más frecuentes y segura es el relleno de defectos de volumen cicatrizales en cuello, tronco o extremidades.

Con cirugía

  • LIFTING FACIAL: el significado de lifting es elevación. Clásicamente el lifting facial o ritidectomía, consiste en la resección del exceso de piel y grasa para conseguir la eliminación de las arrugas de la cara. Hoy en día, optamos por un tratamiento menos agresivo, de manera que la resección del exceso de piel es menor y se combina con el relleno de grasa en las áreas en que sea necesario (pómulos, ojeras) para obtener un resultado más natural, que no elimine la expresión ni los rasgos propios. Según el área facial que vaya a tratarse, el lifting puede ser de: TERCIO SUPERIOR (frente y cejas), TERCIO MEDIO (pómulos y mejillas) y TERCIO INFERIOR (mandíbula y papada). Pueden tratarse las tres áreas a la vez en el mismo procedimiento quirúrgico, o por separado dependiendo de cada necesidad.
  • LIFTING CERVICAL: consiste en el rejuvenecimiento de las estructuras del cuello: eliminando el exceso de piel y grasa sobrantes y tensando los músculos cervicales para recuperar un aspecto firme y terso, sin flaccidez. Puede combinarse con el lifting facial si fuera preciso.
  • BLEFAROPLASTIA: es la cirugía de rejuvenecimiento de los párpados. Puede asociarse a cualquiera de los dos anteriores procedimientos para realizar un rejuvenecimiento facial completo. (Ver Blefaroplastia)

¿Cómo se realiza?

El lifting facial y/o cervical se realizan siempre en quirófano, con anestesia general y 24 horas de ingreso.

¿Cómo es el postoperatorio?

Después de la cirugía el ingreso suele ser de 24 horas, tras las cuales se procede al alta hospitalaria. Es habitual la aparición de hematomas faciales (“cardenales”) y/o cervicales, que suelen desaparecer en la primera semana del postoperatorio. La inflamación aguda suele durar alrededor de 1 mes, tiempo durante el que es importante tener en cuenta una serie de medidas como evitar esfuerzos, dormir con el cabecero elevado y protegerse del sol, medidas que junto con la medicación indicada ayudarán a minimizar el riesgo de complicaciones. Una vez transcurrido el primer mes, la atención se centrará en el cuidado de las cicatrices para que sean imperceptibles.

¿Qué preparación necesito?

Antes de realizar esta cirugía es necesaria la valoración en consulta: se realiza una ENTREVISTA exhaustiva importante para realizar la historia clínica y el examen físico, estableciendo cuál es el resultado deseado y los medios para conseguirlo.

En caso de realizarse la cirugía, es fundamental realizar un ESTUDIO PREOPERATORIO, que consta de:

  • ESTUDIO DE ESTADO GENERAL (análisis de sangre, electrocardiograma y radiografía de tórax).

Es necesaria la firma de un CONSENTIMIENTO ESCRITO que autorice la realización de las técnicas anestésicas y quirúrgicas.

¿Cuándo veo resultados y cuánto durarán?

El resultado es inmediato, aunque nada más realizar la cirugía existe una inflamación importante a la que seguirá un proceso de remodelación y adaptación.

La cirugía de rejuvenecimiento facial no detiene el paso del tiempo ni el efecto de la gravedad, pero teniendo un cuidado adecuado de la piel y un hábito de vida saludable, el resultado obtenido se mantendrá a lo largo de los años.