Labioplastia

La LABIOPLASTIA es una intervención de cirugía estética genital, que consiste en la corrección del tamaño y/o la forma de los labios mayores o menores de la vulva de la mujer.
Las TÉCNICAS QUIRÚRGICAS empleadas dependen del tamaño y forma de la estructura a corregir.

¿En qué consiste?

Los genitales externos no siguen un patrón estético estricto, pero lo más adecuado, desde el punto de vista funcional, es que los labios menores sean relativamente simétricos y no sobresalgan de los labios mayores. Así pues, dependiendo de cual sea la necesidad, puede realizarse:

  • REDUCCIÓN DE LABIOS MENORES: es la técnica que reduce el tamaño de los labios internos de la vulva para que no sobresalgan de los externos. Las CICATRICES son mínimas, ya que el tejido es mucoso (rápida cicatrización) y quedan ocultas en la parte interna de la vulva. Esta cirugía además de mejorar la estética genital, ayuda a que desaparezcan las molestias derivadas del roce continuo de los labios menores aumentados de tamaño con la ropa o las relaciones sexuales.
  • REDUCCIÓN DE LABIOS MAYORES: es la técnica que se utiliza para hacer más pequeños los labios externos de la vulva cuando estos tienen gran tamaño o se han descolgado por flaccidez o envejecimiento. La CICATRIZ es imperceptible, ya que se sitúa en la parte interna de la vulva para evitar molestias.
  • LABIOPLASTIA DE AUMENTO: es la técnica empleada para aumentar el tamaño de los labios internos y/o externos de la vulva, que han disminuido de volumen por tratamientos hormonales, adelgazamiento, partos o envejecimiento. Se realiza mediante técnicas de RELLENO: GRASA (ver Lipoestructura) o ÁCIDO HIALURÓNICO (ver Tratamientos Sin Cirugía).

Vaginoplastia

La VAGINOPLASTIA o rejuvenecimiento vaginal consiste en el remodelado de la vagina para conseguir un aspecto y función más firmes.
Está indicada en mujeres que por partos múltiples o por el envejecimiento natural, han experimentado un aumento de laxitud en las paredes vaginales que se traduce en una disminución de la fuerza del suelo pélvico que puede afectar a funciones fisiológicas como la micción, o afectivas como las relaciones sexuales.

¿En qué consiste?

La intervención se lleva a cabo en el canal vaginal y consiste en el retensado y remodelado de las estructuras de la pared de la vagina. Existen diferentes técnicas, dependiendo de las necesidades individuales, pero en todas ellas las cicatrices son imperceptibles e internas.

¿Cómo se realiza?

Se realiza siempre en quirófano, con anestesia local-regional y sedación. No es necesario ingreso hospitalario.

¿Cómo es el postoperatorio?

Después de la cirugía genital, es habitual sentirse dolorida durante unos días. Estas molestias suelen responder a los analgésicos habituales. La inflamación de los genitales suele durar alrededor de 10 días, tiempo durante el que es importante llevar ropa interior cómoda, cuidar las heridas y tomar la medicación indicada, para minimizar el riesgo de complicaciones.

¿Qué preparación necesito?

Antes de realizar esta cirugía es necesaria la valoración en consulta: se realiza una ENTREVISTA exhaustiva importante para realizar la historia clínica y el examen físico, estableciendo cuál es el resultado deseado y los medios para conseguirlo.

En caso de realizarse la cirugía, es fundamental realizar un ESTUDIO PREOPERATORIO, que consta de:

  • ESTUDIO DE ESTADO GENERAL (análisis de sangre, electrocardiograma y radiografía de tórax).

Es necesaria la firma de un CONSENTIMIENTO ESCRITO que autorice la realización de las técnicas anestésicas y quirúrgicas.

¿Cuándo veo resultados y cuánto durarán?

El resultado es inmediato, aunque nada más realizar la cirugía la zona genital está inflamada. Es necesario un proceso de remodelación y adaptación, de manera que deberán seguirse todas las recomendaciones dadas para que el resultado sea óptimo. Una vez conseguido, y con los cuidados adecuados (higiene, hidratación…) se mantendrá a lo largo de los años.